(0223) 491-3378

Peñarol avanzó de fase en el Torneo Federal Femenino luego de obtener uno de los tres pasajes que otorgó el Cuadrangular Zona F disputado en Neuquén. Una caída contra Biguá en el debut, el triunfo contra las locales de Pacífico y la despedida con traspié frente a Ferro, le permitieron al elenco de Belén Villafañe clasificar y seguir soñando.

Un plantel con mezcla de experiencia y juventud, que tiene tres referentes experimentadas y muchas jóvenes, pudo plasmar su idea y, a pesar del par de derrotas, pasar. Para lo que viene, según Tamara Dell Olio, ella y sus compañeras deben “ser más duras en defensa y controlar nuestra cabeza cuando vamos 3 o 4 puntos abajo, lograr no desesperarnos, para poder pasar al frente”.

Sin dudas, para un equipo que trabaja dentro y fuera de la cancha para poder participar de competencias nacionales, el Federal 2019 tiene un sabor especial. Por eso, Dell Olio reconoció las virtudes que no solamente tienen que ver con el juego: “fuera de la cancha, a pesar de la diferencia de edad que hay sabemos compartir buenos momentos, reírnos juntas, pero sobre todo apoyarnos y darnos aliento cuando más lo necesitamos. Dentro de la cancha que sabemos lo que puede dar cada una y nos lo exigimos al máximo por el objetivo común. Todas dimos el 110 por ciento para lograr esto, desde los entrenamientos hasta los minutos que le tocaron jugar a cada una, aprendiendo una de la otra, aceptando las correcciones y alentando hasta el final”.

Al hablar de lo que hizo Peñarol dentro de la cancha, la pivote contó: “considero que jugamos un buen nivel de básquet, quizá nos faltó ser más agresivas en la defensa al pick and roll sobre todo con las tiradoras y mejorar aún más las rotaciones defensivas”.

Sobre su rendimiento, quien jugara la Super Liga 2015, el Federal 2016 y la Liga Nacional 2017 con Peñarol, explicó: “es difícil evaluarse. Personalmente vengo de un año con mucho trabajo y quizá el básquet tuvo que quedar un poco de lado. Si bien hago lo imposible por poder cumplir, se venía notando mí falta de confianza y de entrenamiento. Este Cuadrangular me permitió volver a confiar en mí juego, volver a confiar en que mis tiros entran y que tengo que ser funcional al momento del equipo, por momentos defendiendo duro, por otros atacando más el aro y agarrando rebotes. Tengo que agradecerle eso a mis compañeras que no dejaron que bajara los brazos porque por momentos dude si podría servirle al equipo. Espero que el aporte haya sido positivo, pero no solo dentro de la cancha, sino que se transmita ese amor y la pasión que me genera el básquet”.

El plantel está conformado por Tamara Dell Olio, Valeria de Cabo, Celeste Selent, Macarena Iacobini, Federica Laganá, Luana Lozano, Camila Soria, Sol Weiske, Camila Weiske, Malena Silberman, Martina Farris, Agostina Barón, Candela Barbosa, Florencia de la Canal, Guadalupe Demársico, Valentina Farris y Belén Concolino. La entrenadora es Belén Villafañe, mientras que los asistentes son Nicolás Seijo e Iván Guerrero.

Además de Peñarol, los equipos que pasaron de instancia fueron Red Star, Tucumán BB, Talleres de Paraná, Hércules, Ben Hur de Rosario, Libertad de Sunchales, Los Indios, Lanús, Sp. Bolívar, Banco Rioja, Ferro de Olavarría, Biguá, Gregorio Álvarez, Deportivo Roca y ADC Neuquén.

WhatsApp chat