Peñarol perdió con Quilmes por 94-86 y quedó eliminado en el Repechaje del Súper 20, torneo que abrió la temporada 2017-2018 del básquet argentino. Ahora, el elenco orientado por Leonardo Gutiérrez deberá esperar sin partidos oficiales hasta el martes 5 de diciembre, cuando visitará a Obras Sanitarias en el inicio de la Liga Nacional. A la baja de Jonathan Slider se le sumó la de Juan Ignacio Marcos con una torcedura de tobillo derecho. Además, Diego Guaita no llegó en plenitud por un golpe en el ojo izquierdo. Es probable que para el inicio del próximo certamen, el “Milrayitas” ya pueda contar con Jerónimo Barón.

El primer cuarto lo dominó Quilmes, aunque siempre fue parejo. Peñarol encontró respuestas aún en un marco de desventaja y eso fue positivo. De todas maneras, le anotaron 27 puntos y la defensa volvió a pecar de inconsistente. Enzo Ruiz, controlado en el juego 1, se destapó para comandar la ofensiva de un “Cervecero” que le permitió a su rival 22 puntos y se fue arriba. Otra de las cosas buenas del “Milrayitas” fue el protagonismo de Karl Cochran (8).

Rápidamente pudo acercarse Peñarol en el segundo cuarto para situarse abajo por un punto (27-26). De todas maneras, con Flor como bandera ofensiva y el acompañamiento de Nicolás Ferreyra, Quilmes siempre consiguió aire y se mantuvo al frente. Incluso se despegó por 10 aprovechando una sequía ofensiva del “Milrayitas” y atacando rápido. La chicharra sonó con los orientados por Javier Bianchelli arriba 49-41.

Al igual que en los dos parciales anteriores, dominó Quilmes. Peñarol estuvo bien en ofensiva pero no pudo encontrarle la vuelta atrás para terminar de reflejar la remontada. De perder por 12 (55-43), se puso a 7 con 5 puntos de Alejandro Diez. Después el “Tricolor” sacó 11, pero los “Milrayitas” volvieron a arrimarse con Martín Leiva lastimando en el poste bajo (66-59). La distancia al finalizar el segmento fue de 8 para los locales (71-63).

En poco tiempo, Peñarol volvió a meterse en juego en el comienzo del último cuarto. Con un par de buenas acciones defensivas que le sirvieron para levantar el ánimo, un triple de Juan Martín Fernández y un doble de Leiva, se situó a un doble (73-71) restando 8.

Quilmes, con Flor atacando el canasto, metió un 4-0 cuando Peñarol se mantenía a una posesión y sacó 6 (79-73) a falta de 6 minutos. Gutiérrez, entonces, paró el partido con un tiempo muerto, aunque no pudo corregir demasiado el andar de su equipo, que entró a los 2 minutos abajo por 7 (90-83). Quilmes estuvo sereno en ofensiva, buscando la mejor opción con paciencia a pesar de la presión de los “Milrayitas”. Por eso se mantuvo cómodo en el marcador y lo cerró sin sufrir como en el juego 1.

SÍNTESIS

QUILMES 94: Nicolás Ferreyra 12, Eric Flor 27, Enzo Ruiz 19, Ricky Sánchez (x) 10 e Iván Basualdo 12 (FI). Emiliano Basabe 12, Omar Cantón (x) 2, Maximiliano Maciel 0 y Bruno Sansimoni 0. Entrenador: Javier Bianchelli.

PEÑAROL 86: Nicolás Gianella 10, Karl Cochran 13, Steffphon Pettigrew 10, Alejandro Diez (x) 10 y Martín Leiva (x) 15 (FI). Nicolás Zurschmitten 17, Juan Martín Fernández 5, Diego Guaita 2, Alejandro Alloatti 4, Vittorio Fazzini 0 y Juan Ignacio Marcos 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

Parciales: 27-22; 49-41 y 71-63.

Árbitros: Oscar Britez, Leandro Lescano y Ariel Rosas.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.