Peñarol se adelantó en la serie final del Torneo Preparación organizado por la Asociación Marplatense de Básquetbol al superar como local a Quilmes por 88-64. El miércoles en cancha de los “Cerveceros” se disputará el segundo cotejo. De ganar los “Milrayitas”, cortarán las redes.

Lo cocinó a fuego lento Peñarol. A diferencia de otros clásicos que se quebraron rápidamente, el primero de la final fue más ajustado. De todas maneras, el dominio de los orientados por Tomás Sirochinsky nunca corrió peligro. Apoyados en una buen defensa, el plantel largo y algunas individualidades destacadas dominaron de principio a fin.

Después de una primera mitad de cuarto inicial con equilibrio, Peñarol se despegó 19-8 en base a ataques rápidos y el goleo del siempre cumplidor Pedro Oviedo. Además, Nicolás Franco lastimó en el poste bajo y del otro lado, Darío Skidelsky se mostró punzante en la generación de juego para alimentar a sus internos.

El segundo segmento fue el más flojo de Peñarol, que de todas maneras pudo pasar el temporal con el aporte de sus individualidades. Quilmes estampó primero un 7-0 para igualar en 23, después Peñarol contestó con un 6-0, la misma buena racha disfrutaron los visitantes pero los locales cerraron con un 5-0 para irse al descanso largo 34-29 al frente.

Con varios triples ante la defensa zonal, Peñarol comenzó a despegarse en el tercer parcial. Acertó una vez Oviedo y dos veces Joaquín Valinotti para que su equipo pudiera sacar 16 (62-46). También fue importante el aporte en ambos costados de Juan Martín Fernández, quien demostró toda su potencia al servicio del equipo y fue una rueda de auxilio en el goleo. La chicharra encontró a los de Sirochisnky arriba 64-51.

Las bombas continuaron cayendo en el último cuarto. Llegó una de Juan Ignacio Marcos (75-56), una de Enzo Tieri (75-56) y la de Franco que le dio la máxima renta del partido (82-59). Así, los “Milrayitas” se encaminaron a una cómoda victoria y el miércoles intentarán cerrar la serie en cancha de Quilmes para traer la copa a casa.

SÍNTESIS

PEÑAROL 88: Joaquín Valinotti 17, Pedro Oviedo 12, Lucas Gorosterrazú 8, Juan Martín Fernández 17 y Nicolás Franco 14 (FI). Juan Ignacio Marcos 13, Tomás Perazzo 0, Enzo Tieri 3, Pedro Garma 4, Emanuel García Camaño 0 y Agustín Bugñar 0. Entrenador: Tomás Sirochinsky.

QUILMES 64: Darío Skidelsky 8, Lautaro Sueldo 4, Juan Esteban De la Fuente 20, Agustín Ecker 0 y Tomás Reimundo 17 (FI). Lucas Ecker 5, Francisco Arraiz 0, Joaquín Torres 8 y Esteban Bonomi 2. Entrenador: Rubén Wolkowyski.

Parciales: 23-16; 34-29 y 64-51.

Árbitros: Nahuel Casalot, Hernán Rodríguez y Franco Arto.

Estadio: Domingo Robles.