Peñarol se ubica cuarto en la tabla de posiciones de la Zona Reválida del Torneo Norberto Eresuma organizado por la Liga Marplatense de Fútbol. Tiene 16 puntos y si la etapa clasificatoria finalizara hoy entraría en play offs.

El equipo dirigido por Blas Goyena creció con el correr de los partidos, aunque en los últimos dos cosechó un par de empates que, de haber sido triunfos, lo hubieran dejado mejor perfilado.

Gaspar Gutiérrez, uno de los defensores, opinó que el 2-2 con Boca “fue justo. Al equipo no lo vi del todo bien, hemos tenido partidos mucho mejores. No era un rival tan difícil en comparación con otros. Tuvimos algunas falencias que le terminaron dando el empate a ellos y quitándonos dos puntos importantísimos. No fuimos inteligentes. Estuvimos dos goles arriba y deberíamos haber tenido otra cabeza y pensar el partido un poco más desde la inteligencia. En estos momentos del torneo por ahí conviene ser un poco más cautos y aferrarse a las victorias con defensa y lucha”.

Luego, el central de 26 años analizó el andar del equipo a lo largo del año: “Fuimos de menor a mayor en el torneo. En este momento es cuando más fuertes tenemos que estar y menos errores hay que cometer. La ambición es clasificar entre los primeros cuatro y estamos capacitados para hacerlo aunque seamos un equipo nuevo. Las condiciones están dadas como para meternos en los play offs”.

También, quien trabaja vendiendo indumentaria de policía y es periodista deportivo dijo que “el balance de lo hecho en el año es positivo. Al principio nos costó mucho afianzarnos como equipo y como grupo, pero cuando lo logramos mejoramos el juego. Las falencias las fuimos corrigiendo aunque nos quedan un montón. Somos un equipo que le puede dar batalla a cualquiera, de la Reválida y de la Zona Campeonato. Físicamente estamos muy bien, esta parte del año nos encuentra con muchas bajas con lesión, aunque el que entra está listo para entrar y rendir”.

Además, quien está en el club desde 2005 y se encuentra recuperándose de una contractura, contó que “el objetivo es clasificar, estamos preparados para hacerlo. En los últimos dos partidos se nos escaparon cuatro puntos (dos con Cadetes y dos con Boca), con los que ya estaríamos casi adentro. Ahora tenemos tres de ventaja y se viene Huracán, que está último pero nos puede complicar. Esperemos que no nos sorprenda. Tenemos que sacar los tres puntos sí o sí. La zona de Reválida se está definiendo y es hora de afianzarse entre los primeros cuatro. El que quiera venir a sacarnos el lugar nos va a tener que ganar y le va a costar mucho”.