El sábado a las 19.30, en el microestadio Domingo Robles, la Primera de Peñarol recibirá a Quilmes en la última fecha de la etapa clasificatoria, por el Torneo Preparación Femenino que organiza la Asociación Marplatense de Básquetbol.

Las dirigidas por Belén Villafañe vienen de ganar los cinco primeros partidos y un triunfo más les asegurará quedar en la cima de la tabla y afrontar el play off semifinal con ventaja de localía. SMATA y Once Unidos en dos oportunidades y Quilmes de visitante fueron los triunfos obtenidos por las “Milrayitas”. “Nos preparamos muy bien, practicamos mucha defensa. Ojalá que seamos primeras para los play offs”, dijo Macarena Iacobini, una de las piezas importantes del equipo en el poste bajo. “Atrás tenemos que comunicarnos más y adelante, cuando no podemos atacar rápido, hay que pasarse bien la pelota hasta encontrar una jugadora libre”, agregó sobre las claves del clásico de mañana.

A la hora de recordar el primer enfrentamiento con Quilmes, “Iaco” comentó que “lo que no me gustó del primer clásico fue la cantidad de rebotes que nos tomaron en ofensiva. Eso no nos puede volver a pasar”.

Peñarol, para el partido de mañana a las 19.30 en casa, no podrá contar con Tamara Dell Olio, su pivote titular, quien fue contratada por Lomas Basketball de Tafí Viejo, Tucumán, para jugar en el Torneo Federal. “Es una baja importante porque juega muy bien. Pero a Quilmes se le fue Daiana (Di Benedetto, al mismo equipo de Dell Olio) así que ahí compensamos”, comentó la ala pivote. Finalmente, Iacobini se refirió a la chance de jugar de locales y el apoyo de los hinchas de Peñarol: “Esperamos que haya mucha gente, cuando jugamos en Quilmes nos acompañaron así que estaría bueno que vengan a alentarnos en casa”.