Peñarol perdió con Quilmes en el primer clásico de la temporada 2017-2018 por 88-73 y sufrió su una derrota después de las dos victorias iniciales en el Súper 20. El equipo orientado por Leonardo Gutiérrez remó siempre de atrás y no pudo concretar la recuperación aunque varias veces estuvo cerca. Su rival, en cambio, disfrutó de una alta efectividad en triples (12 de 28).

Quilmes empezó muy efectivo y se escapó 13-7 obligando al primer “minuto” pedido por Gutiérrez antes de la mitad del cuarto inicial. Enzo Ruiz fue un problema y todos los puntos de Peñarol fueron de Nicolás Gianella.

Los “Milrayitas” pudieron acercarse en el final (20-16) y el que pidió minuto fue Javier Bianchelli. Pettigrew fue alimentado y respondió con 7 puntos. La chicharra dejó a los “Cerveceros” al frente 25-20.

El local abrió el segundo cuarto con un 5-0 para escaparse 30-20 en un minuto y medio. Karl Cochran, que se había ido a descansar en el arranque por acumulación de faltas (2), volvió con protagonismo para un 4-0 del visitante (30-24) a falta de 7 minutos. Después el “Milrayitas” continuó con su levantada y se situó a tres puntos con un triple de Juan Martín Fernández y dos libres de Gianella (35-32). Pero el elenco de bianchelli contestó con Ruiz y Ferreyra para volver a distanciarse (42-33) y ganar por 12 ese segmento (47-35).

El inicio del tercer cuarto mostró a un Quilmes sin efectividad desde lejos y a un Peñarol apagado en ofensiva, falencia que lo privó de poder descontar. En 3 minutos, el marcador no se había movido.  El primero en anotar, después de un rato, fue el “Tricolor” con un doble de Nicolás Ferreyra (49-35).

Con más coraje que juego, los de Gutiérrez pudieron ponerse a once (51-40) y recuperaron una pelota por agotar la posesión ofensiva del rival. Bianchelli “pidió” minuto. Después llegó un triple de Jonathan Slider, pero allí apareció Eric Flor atacando el canasto y llevando a su equipo a despegarse nuevamente al finalizar el segmento (59-48). Peñarol creció defensivamente y permitió 12 puntos, pero no pudo descontar demasiado ya que anotó 13.

De guapo salió Peñarol en el último cuarto y logró ponerse a cinco (63-58) en menos de dos minutos, mostrando cosas interesantes en ofensiva y obligando a Bianchelli a pedir tiempo muerto. Con Flor como bandera, el “Cervecero” pasó la tormenta (67-58) cuando quedaban seis y medio. Pero nuevamente se arrimó el “Milrayitas” con Cochran (68-63) aunque no pudo concretar la reacción y Quilmes, con los triples, consiguió el aire necesario para festejar en el primer clásico de la temporada 2017-2018.

SÍNTESIS

QUILMES 88: Nicolás Ferreyra 23, Eric Flor 24, Enzo Ruiz 14, Ricky Sánchez 7 e Iván Basualdo 4 (FI). Emiliano Basabe 9, Omar Cantón 3, Bruno Sansimoni 0, Maximiliano Maciel 3 y Bruno Provenzano 0. Entrenador: Javier Bianchelli.

PEÑAROL 73: Nicolás Gianella 17, Karl Cochran 11, Steffphon Pettgrew 14, Juan Martín Fernández y 3 Ricardo Glenn 5 (FI). Jonathan Slider 7, Diego Guaita 5, Alejandro Alloatti 8, Joaquín Valinotti 3 y Nicolás Franco 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

Parciales: 25-20; 47-35 y 59-48.

Árbitros: Fernando Sampietro, Leandro Lezcano y Ariel Rosas.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.