Kyle Lamonte llegó a Mar del Plata por la tarde y a la noche, si bien le habían dado permiso para descansar, estuvo en el microestadio Domingo Robles entrenando junto a sus nuevos compañeros. El escolta extranjero que regresó al club marplatense tras cinco años, recibió muchas muestras de cariño de la gente que circulaba por los pasillos antes del inicio de la práctica. Además se reencontró con Leonardo Gutiérrez, excompañero y ahora entrenador, así como también con Martín Leiva y Alejandro Diez, dos “compinches” en la época de gloria del “Milrayitas”. También charló amablemente con Diego Guaita, con quien compartiera plantel en Olímpico de La Banda en la pasada campaña de la Liga Nacional de Básquetbol.

Lamonte realizó la entrada en calor y parte del entrenamiento a la par de sus compañeros y demostró estar muy bien físicamente. Luego realizó una sesión de lanzamientos acompañado por Francisco Gutiérrez. El extranjero escolta, MVP de la Liga de las Américas 2010, se mostró bien predispuesto a pesar de lo agotador del viaje.

Alejandro Alloatti, aquejado por una molestia muscular, trotó alrededor de la cancha y estará en condiciones de jugar el martes 5 de diciembre cuando Peñarol ponga primera en la Liga Nacional de Básquetbol visitando a Obras Sanitarias. Dos días más tarde irá a la casa del bicampeón San Lorenzo y luego se medirá el sábado 9 contra Salta Basket en el norte argentino. El debut en el Polideportivo Islas Malvinas está previsto para el martes 12 de diciembre contra Comunicaciones.