Empezó en el club practicando lucha olímpica y se destacó de movida. Con poco tiempo de preparación mostró buenos resultados que la llevaron a ser seleccionada para el equipo de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018. Fue campeona nacional y cuarta en los Juegos Evita.

Venía todo encaminado, Pero un recorte en el presupuesto de la Secretaría de Deportes la dejó sin la chance de seguir buscando ese sueño. De todas maneras, “Mili” no se detuvo y empezó a entrenar otras disciplinas, siempre bajo el acompañamiento de su maestro, Pedro Cambiaso.

Hizo taekwondo, también jiu jitsu y arrancó luego en kick boxing, donde quiere volver al camino de la gloria y destacarse. En Necochea, por lo pronto, ya ganó un título. “Nos veníamos preparando hace bastante para esta pelea y por suerte salió todo bien. Yo pensé que iba a perder pero di lo mejor de mí y pude ganar. De todas maneras, hay cosas que tengo que mejorar”, destacó la ganadora de la medalla al mérito deportivo en Peñarol en 2015.

A la hora de mencionar los aspectos que debe corregir y lo que hizo bien, Ortiz declaró: “tengo que levantar la guardia, entre muchas otras cosas. Lo bueno es que en esta pelea estuve más prolija y escuché a mi coach por primera vez. Pasa que en las peleas me ciego y no escucho a nadie. Pedro vio una evolución en mi y estoy contenta. Espero seguir progresando”. Su próximo tornero será el sábado 28 de octubre en Vidal por el titulo argentino de mayores.

Sobre cómo fue pasar de entrenar lucha a kick boxing, la joven de 16 años contó: “no fue complicado. Se me hizo más fácil porque ya hacía taekwondo y jiu jitsu”.

PARA SUMARSE

Todos aquellos interesados en comenzar a practicar kick boxing en Peñarol pueden acercarse a Garay 2524 los martes y jueves a las 17.