En su lucha por quedar bien perfilado en la clasificación para la próxima instancia, Peñarol cumplió con la obligación y superó a Quilmes en el clásico por un claro 96-66. El próximo compromiso será contra Racing de Olavarría como visitante.

Quilmes empezó mejor, pero el dominio le duró poco y el “Milrayitas” se puso duro defensivamente para permitirle pocos puntos en el primer cuarto y ganárselo 23 a 12. Con un goleo repartido en su quinteto inicial, el equipo de Tomás Sirochinsky se adueñó rápidamente del clásico.

En el segundo, ya con algunos relevos en cancha, Peñarol siguió atacando bien para que su dominio no corriera riesgos, aunque en el marcador global hubo más paridad y esos diez minutos favorecieron a los locales 24-20. En el equipo “Milrayitas” aparecieron Franco Vinciguerra, Ignacio Bednarek y Lautaro González en acción. La chicharra sonó con los locales arriba 47-32.

En el tercer cuarto se dio el mejor pasaje ofensivo de Peñarol, comandado por un iluminado Juan Ignacio Marcos. El triunfo fue 28-12 para irse al frente por 31 de renta (75-44) con una ráfaga de puntos del base rosarino y dos triples de Francisco Gutiérrez.

En el último Quilmes mejoró y lo ganó 22-21. Nunca puso en riesgo la victoria del clásico pero al menos mantuvo la distancia. Allí, ambos entrenadores decidieron hacer ingresar a todos los suplentes que restaban y entonces los dos cerraron con jugadores alternativos el partido.

SÍNTESIS

PEÑAROL 96: Juan Ignacio Marcos 20, Agustín Bugñar 7, Juan Martín Fernández 16, Pedro Garma 6 y Nicolás Franco 14 (FI). Franco Vinciguerra 9, Ignacio Bednarek 10, Francisco Gutiérrez 6, Lautaro González 2, Guido Patrizzi 0, Diego Valdés 2 y Joaquín Cabrera 4. Entrenador: Tomás Sirochinsky.

QUILMES 66: Darío Skidelsky 5, Joaquín Echagüe 6, Joaquín Falcone 4, Emanuel García Camaño 0 y Lucas Ecker 19 (FI). Agustín Ecker 4, Joaquín Arraiz 12, Francisco Arraiz 2, Tomás Pelozo 5, Joaquín Torres 5, Ezequiel Martín 2 y Tomás Estrampes 2. Entrenador: Rubén Wolkowyski.

Parciales: 23-12; 47-32 y 75-44.

Árbitros: Mauro Pereyra y Franco Arto.

Estadio: Domingo Robles.