Peñarol superó a Quilmes por 78 a 58 en un encuentro jugado en el Domingo Robles y válido por la fecha 14 de la Primera División de la Asociación Marplatense de Básquetbol.

“Milrayitas” y “Cerveceros” llegaban en un gran momento al haber derrotado en la fecha anterior a Círculo Deportivo y Kimberley A, respectivamente. Esta noche, los locales se impusieron en su casa y ante el eterno rival. Pedro Monacci tuvo un gran partido y fue determinante aportando 23 puntos para los locales.

El equipo dirigido por Tomás Sirochinsky comenzó con mucha intensidad y manejó las primeras ventajas en el tanteador. Esa intensidad también se reflejó en la defensa, que si bien cometió más faltas de las deseadas, logró que Quilmes no generara ritmo ofensivo. El “Tricolor” optó por tomar tiros muy forzados y en sus lanzamientos externos tampoco encontró efectividad. La ventaja del “Milrayitas” llegó a ser de 10 puntos pero sobre el cierre se acortó a sólo seis (18-12).

Durante el segundo cuarto, el “Cervecero” igualó las acciones en cuanto a rendimiento y arrancó con un parcial de 5-0. Ambos equipos, sin embargo, exhibieron un bajo nivel por lo que el juego se tornó monótono. En los últimos cinco minutos del período, Peñarol retomó su buen rendimiento del primer cuarto y volvió a marcar gracias a sus efectivos contragolpes y pases incisivos por lo que se fue ganando al descanso por 33 a 23.

Al volver del entretiempo, “Milrayitas” y “Cerveceros” intercambiaron canastas constantemente, algo que favoreció a los guiados por Sirochinsky. Ambas ofensivas jugaron demasiado apresuradas. Aquella buena intensidad del primer cuarto se expresó de forma negativa en este parcial, pero Peñarol siempre se mantuvo en ventaja debido, en gran parte, a su asfixiante defensa y los errores de Quilmes en ataque. La máxima diferencia llegó sobre el final del cuarto y fue a favor de los locales (53 a 37).

En el último período, Peñarol volvió a trabajar en base a su buena defensa y amplió la ventaja a 22 (61-39). Quilmes no pareció encontrar respuesta alguna en ataque, por lo que su rendimiento distó mucho del exhibido en el cierre del primer parcial y el inicio del segundo. Con el avance de los minutos, los de Sirochinsky jugaron a su ritmo y con tranquilidad, sintiendo ya que su diferencia a favor no peligraba demasiado. Finalmente fue una gran victoria, con autoridad y efectividad, ante un “Cervecero” con muchos problemas para convertir.

Con este triunfo, Peñarol escaló posiciones en la tabla de la Primera 2017 y alcanzó la punta con 22 puntos (Iguala con Unión A y Teléfonos), no obstante, cuenta con un partido más que éstos últimos.

SÍNTESIS:

PEÑAROL 78: Valentinuzi 2, Oviedo 3, Castellani 19, Perazzo 8, P. Monacci 23 (FI). Ciarlotti 4, Santillán 0, A. Monacci 4, García 2, Tieri 13, González 0, Canal 0. Entrenador: Tomás Sirochinsky.

QUILMES 58: Gonzalez 13, Echagüe 4, Gimenez 3, Iturrioz 5, Giordona 5 (FI). Gordillo 4, Archimio 0, Rodríguez 4, Arraiz 6, Gobbo 14, Ecker 0. Entrenador: Juan Cruz Izarra.

Parciales: 18-12; 15-11; 20-14 y 25-21.

Estadio: Domingo Robles.