“Estamos en el año que más creció la actividad”, dijo Pedro Cambiaso, instructor de taekwondo en Peñarol. “Estuvo parejo en Infantiles, en Juveniles y en Adultos. Estamos en 60 alumnos. No cortó en ningún momento, fue continuo”, se alegró después.

“Este mes tenemos el último examen, en el que los chicos cambian de cinturón, los nenes y los grandes. Y en noviembre viajamos a Cañuelas con 19 atletas del club para el Torneo Nacional de Taekwondo Individual y por Equipos. El que gane viaja a Chile con todo pago. Estamos trabajando para eso, organizando el viaje, recaudando fondos y entrenando con ese objetivo”, siguió Cambiaso relatando el presente de la actividad.

Luego, a la hora de hablar del jiu jitsu, disciplina que también tiene a su cargo en nuestro club, contó: “está un poquito flojo, empezó bien a principio de año pero luego decayó”. De todas maneras, Cambiaso se mostró entusiasmado ya que sus alumnos compitieron en la serie bonaerense, un circuito de seis competencias anuales”. Además, contó que hay muchos buenos competidores como “Diego, Rocío, Milagros y Catalina”.

Finalmente, Cambiaso contó que el kick boxing le está dando “muchas satisfacciones. Es un deporte de contacto, no un arte marcial. Es 100 % competitivo. Estamos representando a la WAKO (World Association of Kickboxing Organizations). Competimos en Neccochea y tuvimos como campeonas a Mili y Mayra”.

Luego, Pedro comentó que también participaron de la undécima edición de “Los Guerreros del Atlántico” y los resultados, teniendo en cuenta que viajaron tres debutantes, fueron positivos. Diego Juárez, de 14 años y 53 kilos, perdió el Light Kick, mientras que Sebastián Juárez (63 kilos) cayó en fallo dividido y Rodrigo Fernández ganó en categoría hasta 71 kilos.