Peñarol cayó ante Quilmes por 71 a 69 en una nueva edición del clásico U15, correspondiente al Torneo Oficial organizado por la Asociación Marplatense de Básquetbol. Los locales remontaron una desventaja de 13 puntos, pasaron al frente y no lo pudieron sostener. En la última, en tanto, faltó un poco de fortuna ya que el triple de la victoria salió de adentro.

El conjunto “Cervecero” tuvo un gran arranque con un 7-0 a favor, ya que la intensa defensa a cancha completa surtió efecto. Los “Milrayitas” movieron bien la pelota, pero se encontraron con férreos marcajes que los obligaron a tomar lanzamientos externos incómodos. Recién con tres minutos y medio jugados, los locales consiguieron sus primeros dos puntos mediante tiros libres. No obstante, todo siguió siendo forzado en la zona interna rival. Esto, sumado a que Quilmes ajustó errores ofensivos, originó que la visita llegara a estar 12 puntos arriba (5-17). El “Tricolor” acertó en ambos lados de la cancha y aprovechó cada error de Peñarol al máximo, por lo que el marcador del cuarto indicó un 20 a 9 a su favor.

Los locales tuvieron un buen arranque en el segundo parcial y se volvieron a poner en juego rápidamente. Sin embargo, la visita penetró reiteradamente rumbo a la canasta y encontró valiosos puntos que les permitieron estirar su ventaja máxima a 13 tantos (15-28). A pesar de esto, Peñarol cambió a marcaje zonal y logró encadenar excelentes series defensivas por lo que pudo correr la cancha para acortar el déficit a sólo tres puntos (29-30) luego de una excelente reacción y exhibición de amor propio. Ese fue el resultado al finalizar un gran segundo cuarto “Milrayitas”.

Al volver de los vestuarios, Peñarol estaba decidido a repetir lo hecho en el período anterior. Pero la realidad fue otra, ya que Quilmes, con su quinteto titular en cancha, volvió a hacerse fuerte en defensa y estiró su ventaja a más de 10 puntos una vez más. Este cuarto fue muy similar al primero ya que el claro dominador fue el visitante gracias a explotar al máximo cada error de Peñarol.  Fue así como, a la espera de los últimos 10 minutos, la ventaja fue para la visita por 57 a 50.

El cuarto final fue muy parejo y tuvo mucha intensidad por parte de ambos equipos. Los “Milrayitas” pudieron acercarse a un punto y nivelaron las acciones debido a series defensivas muy buenas y jugadas de ataque que desembocaron en precisas incursiones al canasto. Lo de Peñarol no se redujo a eso nada más, bloquearon las vías de gol rivales y se pusieron al frente mediado el cuarto (66-62). Allí, los locales cometieron errores, sobre todo en ataque donde carecieron de paciencia. Y Quilmes logró mantener el resultado ajustado de cara al final.

El cierre del juego fue muy parejo y apasionante, “la frutilla del postre” de un partido muy atractivo: Con 27 segundos por jugar, el tanteador estuvo empatado en 69 puntos. Quilmes convirtió un doble y le dejó tan sólo seis segundos al “Milrayitas”. Pero el triple de la “Bruja” del Castillo salió de adentro y el partido terminó con victoria visitante.

Síntesis:

PEÑAROL 69: I. Del Castillo 2, B. Zubillaga 3, J. Almada 0, M. Cámpora 2 y G. Sabotig 26 (FI). T. Framiñan 17, S. Albanese 2, T. Buixados 2, M. Del Hoyo 15, P. Mendoza 0 y Z. Uruzuna 0. Entrenador: D. Arcidiácono.

QUILMES 71: T. Sánchez 9, J. Hernández 9, M. Cepeda 2, B. Ceballos 12 y A. Vidal 2 (FI). I. Bustos 14, T. Merlo 2, M. Echagüe 6, G. Marich 0, R. Bellini 0, V. Goio 11, Y. Suárez 4. Entrenador: S. Errecalde.

Parciales: 9-20, 29-30 y 50-57.

Árbitros: Hernán Rodríguez y Oscar Barrera.

Estadio: Domingo Robles.