Peñarol, con la ausencia de Nicolás Gianella y el regreso de Alejandro Alloatti, superó a San Martín de Corrientes de local por 112-88. El rival no contó con dos de sus extranjeros: Lee Roberts y Jeremiah Wood. El próximo compromiso para el primer bicampeón de América, en su lucha por seguir escapando del fondo de la tabla, será el jueves a las 21 frente a Comunicaciones de Mercedes.

El partido empezó con ritmo y alto goleo. El primero que pudo establecer un par de buenas defensas fue Peñarol, que contó además con dos triples de Brandon Davis y uno de Juan Pablo Vaulet para adelantarse 13-5 en tres minutos y medio y generar la primera detención del juego por parte de Sebastián González, el entrenador de San Martín.

Salvo en un pasaje del cierre, cuando el rival se puso a tres (21-18 y 23-20) con un intratable Michael Hicks (11 puntos), dominó el “Milrayitas”, que contó con un buen regreso de Alloatti (6) y un parcial de 4-0 en los últimos segundos. Primero con un cacheteo del pivote y luego con un recupero y doble de Lucas Arn tras la reposición visitante. En un lapso donde ambos entrenadores apelaron a la rotación, el local pisó más firme para ganar 27-20.

Un triple de Hicks arrimó a los visitantes en la primera acción del segundo cuarto (27-23). Luego, el partido cayó en ritmo y en goleo y Peñarol sostuvo su sequía de casi cuatro minutos con buena defensa. Cuando encontró efectividad, sacó 10 de luz con un triple de Lauría y un doble más falta sobre Juani Marcos (33-23).

De 12 puntos llegó a ser la renta del local (37-25), pero el que apareció para tomar la posta goleadora en el visitante fue Lucas Faggiano, autor de tres triples idénticos, desde el eje, para mantener con vida a su equipo. Peñarol también contó con los aciertos lejanos de Marcos y Davis, aunque el base visitante no dejó que el local se despegara. La chicharra encontró a los de Gutiérrez arriba 49-40.

Peñarol abrió el tercer cuarto dispuesto a no dejar que el rival siguiera acercándose y estampó un buen 9-2 para sacar 16 (58-42) y obligar a González a detener las acciones cuando habían pasado 3 minutos. Allí apareció Harris con un unipersonal para comandar un 7-0 de su equipo, que volvió a arrimarse (58-49) a falta de 5. Pero Marcos, con su segundo triple del parcial, calmó la remontada visitante (63-49). Además, Hicks cometió su cuarta falta personal. Los “Milrayitas” sacaron 16 (65-49) con una penetración de Vaulet, pero San Martín metió un 6-1 para arrimarse a poco del cierre (66-55). En el final, la renta fue de 10 (67-57).

Un nuevo triple de Davis, un doble de Tintorelli y una bomba de Marcos le dieron a Peñarol, una renta de 15 unidades en dos minutos y medio del último cuarto (77-62). Cuando habían pasado cuatro, la distancia se mantenía y era negocio, pero apareció “Juani” con otra bomba para darle más tranquilidad y una distancia de 18 (84-66) a los locales. González pidió minuto y el pibe, al volver, clavó otro triple (90-71). Fue el golpe de nocaut para un rival diezmado que llegó cansado a la recta final y no tuvo con qué intentar la remontada, además de que Peñarol le controló bien a sus tres goleadores para finalizar a toda orquesta con los pibes en cancha sumando sus puntos y recibiendo ovaciones.

SÍNTESIS

PEÑAROL 112: Juan Ignacio Marcos 21, Brandon Davis 16, Juan Pablo Vaulet 19, Kyle Austin 5 y Damián Tintorelli 19 (FI). Joaquín Valinotti 4, Alejandro Alloatti 10, Lucas Arn 5, Tomás Monacchi 3, Nicolás Lauría 9 y Lucas Gorosterrazú 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

SAN MARTÍN DE CORRIENTES 88: Lucas Faggiano 11, Ricky Harris 16, Michael Hicks 22, Gabriel Peralta (x) 2 y Ariel Esvala 8 (FI). Martín Cabrera 10, Franco Alorda (x) 0, Tomás Zanzottera 6, Matías Solanas 9, Franco Méndez 2 y Rolando Vallejos 2.

Entrenador: Sebastián González.

Parciales: 27-20; 49-40 y 67-57.

Árbitros: Fernando Sampietro, Pedro Hoyo y Javier Sánchez.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.